Tapalpa, un pueblo literalmente mágico

Este es un breve relato sobre cómo nace el proyecto de Villa Cassis y cómo con tu ayuda ha ido creciendo paso a paso.

 

¡Gracias por preferirnos!

www.villacassis.com.mx

 

Facebook: Villa.Cassis.Hotel

Instagram: @villacassis

Twitter: @villacassis

Según su etimología Tapalpa viene del náhuatl y significa "Tierra de Colores", sin embargo para mi se ha convertido en mucho más que eso, se ha convertido poco a poco en mi segundo hogar.

 

Desde pequeño viajaba con mi familia a Tapalpa con motivos turísticos, claro ellos a descansar y yo a disfrutar de correr por la lluvia, jugando guerras de lodo con mis amigos, como si estuviera haciendo un esfuerzo por percudir mi ropa hasta que ni el cloro pudiera hacer sus maravillas y comprando las típicas "chucherías" por la plaza: dulces, pistolitas de agua, pedos de bruja, cohetes y demás pirotecnia.

 

Fui creciendo y Tapalpa ya no era un destino tan asiduo para mi familia, habíamos perdido un poco la costumbre de viajar a este Pueblo Mágico; pero hace aproximadamente 6 años pasabamos una etapa de esfuerzos y visión a futuro, mis papás tomaron en su momento la decisión de ahorrar y pensar, por primera vez en su vida, en construir la casa de sus sueños, no para lo que su presupuesto alcanzara, sino aquella que los hiciera sentir felices cada vez que entraran en ella; la cuestión es que aún no sabían cual era la locación de la casa de sus sueños. Cada 10 minutos parecía cambiar el destino, a veces decían Vallarta, Tapalpa, otras tantas Manzanillo, e incluso Mazamitla. 

Hasta que un día, por destino o coincidencia, regresando de una comida en Tapalpa nos topamos con un terreno, grande, con una vista espectacular, cerca de la plaza principal, con una tranquilidad increíble y con un fresno majestuoso que se simbraba imponente en medio del terreno. Desde ese momento supieron que ahí querían descansar los fines de semana y alejarse de la rutina en la que habíamos caído.

 

Mi mamá, quien tengo que confesar, es una estupenda y bastante bien reconocida decoradora, tomó el proyecto ese mismo día, incluso antes de haber comprado el terreno y a toda prisa comenzo a trazar bocetos sobre servilletas. 

 

Ya terminada la casa, Tapalpa comenzó a embriagarnos con su folclór y tres años después se puso a la venta un terreno aún más bonito y lleno de vida que el de nuestra casa, exactamente a un lado. Una vista aún mas hermosa, llena de vida, una vegetación extravagante, aunque al principio un poco escondida entre maleza, pero que ni siquiera se notaba porque toda la atención era dirigida a "Don Goyo" un fresno macho con un carácter y personalidad que muchas personas envidiarían, acompañado de una gran piedra cuasi-redonda; que puede que suene infantil, pero al verlos mi mente perfectamente imaginaba a Don Quijote y Sancho Panza.

 

Mi mamá supo que el lugar tenía potencial y nos propuso emprender un nuevo proyecto, que al final terminaría llamándose Villa Cassis.

 

Mi mamá, la señora Pilar, alguien que casi todos los huéspedes han de conocer, ha integrado y formado el sistema que seguimos en Villa Cassis, pero algo que me ha enseñado es que lo más importante no es tener las instalaciones más caras, ni la mayor gama de servicios, sino que lo importante es proveer un entorno agradable para la gente, invitarlos a que no sólo sean tus clientes, a que se conviertan en tus amigos.

 

La misión principal del hotel es que cada persona que pise Tapalpa entienda lo que nosotros en su momento sentimos por primera vez, que el encanto rústico del pueblo no es su único atractivo, que los tapalpenses son personas abiertas y emocionadas por acoger y compartir. Tratamos de que cada turísta que llega a Tapalpa salga en calidad de viajero.

 

Puede que a muchos la última oración les parezca algo redundante, empero hay una gran diferencia entre un viajero y un turísta. El viajero es aquel que aprende algo nuevo en cada lugar al que va, que se enamora de él y sobre todo hace de ese lugar donde se encuentre, no importa dónde sea, ni por cuanto tiempo, su hogar.

 

Por esto me atrevo a afirmar que Tapalpa es un hogar de muchos, por su esencia y calidéz. Existen pocos destinos en el mundo que combienen tantos elementos y sean cuna de tantas historias, cada día que he pasado en Tapalpa he descubierto nuevas historias, de superación, de asombro, de esfuerzo y las que más me han conmovido, de amor, porque incluso yo las he vivido.

 

Para concluir hay que decir que sí, Tapalpa es una tierra de color por su belleza natural, pero va más allá, incluso aún más de lo que la mayoría podríamos comprender.

 

Tapalpa es mi destino, Villa Cassis mi estancia predilecta y te invito a que pruebes vivir estas emociones, a que abandones el estrés, que disfrutes la naturaleza, compartas, aprendas, escuches, mires y conozcas todo lo que Tapalpa tiene para ofrecer.

 

Por: Héctor Romero González

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Josemaría Barba (viernes, 19 julio 2013 11:32)

    Felicidades por este nuevo proyecto, se ve muy bonito y se integra a la magia de Tapalpa, pronto habrá que vivirlo y disfrutarlo, un abrazo.

Guía sobre Tapalpa
Hemos creado una guía con datos prácticos y útiles sobre Tapalpa.
Guia sobre Tapalpa.pdf
Documento Adobe Acrobat 729.6 KB